Cómo curar las ampollas

Publicado el 1 de febrero de 2016

Como curar las ampollas

Contrariamente a lo que mucha gente piensa, las ampollas nunca deben reventarse ni aun con alfileres esterilizados. Mi abuela lo tenía clarísimo, ya que era consciente de que, si la ampolla se abría, la piel afectada estaba mucho más expuesta a posibles infecciones.

Ampollas cubiertas y destapadas:

En consecuencia, no es de extrañar que mi abuela siempre dijera que las ampollas debían cubrirse durante el día para que no se reventaran o se infectaran y que por la noche era mejor destaparlas para que se secaran. También recomendaba que, si durante el día la gasa se humedecía, era conveniente cambiarla por una nueva.

Col o zanahoria para las ampollas:

Aunque las ampollas pueden cubrirse sólo con una gasa o tirita, mi abuela prefería ponerles algo que las pudiera curar, como por ejemplo un trocito de una hoja de col hervida en leche o un trozo de zanahoria recién rallada.

Hueso de melocotón:

Mi abuela conocía otro remedio muy efectivo para que las ampollas sanaran antes. Guardaba los huesos de los melocotones y cuando le salia una ampolla echaba mano de ellos. Ponía a hervir uno durante cinco minutos, lo dejaba enfriar un poco y, cuando el agua estaba tibia, la echaba sobre la ampolla.

Categorias: Salud
Tags: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comment

You may use these tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>