Cómo curar los sabañones

Publicado el 11 de mayo de 2016

Curar los sabañones

A mi abuela, que trabajaba en el campo y soportaba muchísimo frío en época invernal, le salían con mucha frecuencia grandes sabañones en las manos y pies e incluso en las orejas. Mi abuela se los curaba tan rápido como le salían con los siguientes remedios caseros.

Fricciones con pimienta de cayena:

El sistema que más le gustaba utilizar a mi abuela para aliviar los sabañones era friccionarlos con pimienta de cayena, que restablecía en pocos segundos la circulación sanguínea, con lo que el dolor se aliviaba casi de inmediato. Pero esto sólo lo hacía si la piel no tenía ningún tipo de herida y no era alérgica a la pimienta.

Agua de apio:

En el caso de que los sabañones presentaran alguna herida, prefería curarlos con el agua que lograba cociendo un apio entero. Recuerdo que mi abuelo tenía que lavarse las manos o los pies (o el lugar donde tuviera los sabañones) dos veces cada día con esta agua. A los pocos días los sabañones desaparecían sin dejar rastro.

Gachas de avena:

Otro de los remedios espectaculares de mi abuela para aliviar los sabañones consistía en hacer gachas con harina de avena. Cuando estaban templadas las pasaba a un recipiente y sólo tenía que invitar a quien tuviera sabañones a que metiera en él sus manos o sus pies.

Categorias: Salud
Tags: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comment

You may use these tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>