Cómo mejorar nuestra resistencia al frío

Publicado el 12 de noviembre de 2015

Mejorar nuestra resistencia al frio

Años atrás, la gente no era tan friolera como ahora. Acostumbrados a pasar más tiempo a la intemperie y a comer alimentos más sanos y naturales, el frío no les acobardaba tanto como a nosotros. De todos modos, las abuelas conocían eficaces remedios para soportar el frío de los inviernos más crudos.

Al calor del hogar:

Además de los caloríficos potajes de garbanzos y lentejas a los que eran tan aficionadas en invierno, no olvidaban en incluir en sus menús alimentos tónicos como el jengibre. Las abuelas chinas añaden la raíz fresca rallada de jengibre en sopas y guisos. Si prefieres alimentos más autóctonos, confía en el hinojo (perfecto para preparar ensaladas invernales) y el chile, el condimento ideal para la época del frío.

Entrar en calor:

Es fácil caer en la tentación y combatir el frío con alcohol. Esto es un error porque, aunque estas bebidas proporcionan una instantánea sensación de calor, al poco tiempo se produce el efecto contrario. En lugar del típico carajillo, calienta tu cuerpo con dátiles, frutos secos y castañas acompañados por una tisana de clavo y limón. Prepárala añadiendo un clavo de especia y una corteza de limón en un cuarto de litro de agua caliente. Filtra y tómala con miel. Toma esta infusión con precaución, ya que el clavo tiene un efecto irritante.

Artículos relacionados:

No se encuentran artículos relacionados

Categorias: Salud
Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comment

You may use these tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>