Cómo tratar una hemorragia nasal

Publicado el 15 de enero de 2016

Hemorragia nasal

Contrariamente a lo que se cree, cuando una nariz sangra no hay que echar la cabeza hacia atrás. Las abuelas siempre reñían a sus hijos cuando actuaban así y les hacían inclinar la cabeza hacia abajo para que la sangra fluyera.

Amor del hortelano:

Para corta la hemorragia nasal, las abuelas, recurrían a una planta llamada “amor del hortelano” por su propiedad de engarcharse a las piernas de los caminantes, también conocida como aspérula. Majaban unas cuantas hojas y las aplicaban directamente en los orificios nasales. Por su gran poder coagulante la hemorragia se detenía con una rapidez extraordinaria.

Acción directa:

Existe otro remedio que las abuelas proponían a sus hijos más osados, ya que no a todos les agradaba el método. Se trata de espolvorear un algodón con alguna de las hierbas indicadas para ello. Sus preferidas eran el hipérico y la hierba de San Roberto. Primero reducían a polvo las hojas de la planta, machacándolas bien con una almirez y pasándolas después por un tamiz. Espolvoreaban el algodón y, acto seguido, lo colocaban en la nariz sangrante. La hemorragia se cortaba.

Infusiones de eufrasia:

A los que eran propensos a padecer hemorragias, sus madres les daban una infusión de eufrasia hecha con una cucharadita de la planta en una taza de agua hirviendo.

Artículos relacionados:

- Remedios para la congestión nasal

Categorias: Salud
Tags: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comment

You may use these tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>