Remedios caseros para los callos

Publicado el 18 de febrero de 2016

Callos

Los antiestéticos y molestos callos también han sido tratados con gran eficacia por nuestras abuelas, que encontraban una buena solución casi para todo.

Hiedra con limón:

Uno de los remedios al que más recurrían para los callos era el de la hiedra con limón. Dejaban macerar cuatro hojas de hiedra terrestre en el zumo de un limón durante un par de horas y luego lo ponían sobre la callosidad, ya fuera de la mano, del pie… Recuerdo que mi abuela cubría después la zona con un trocito de paño limpio o una gasa para que aguantara mejor. A mi abuelo le ponía este emplasto cada noche y se lo dejaba actuar hasta el día siguiente. En pocos días le desaparecieron los callos que tenía en las manos y que le habían salido de haber trabajado tanto en el campo.

Tomate crudo:

Mi abuela también utilizaba tomate crudo. Así, tal cual. Cogía un trozo y lo aplicaba directamente sobre el callo por la parte de la pulpa. Ten la precaución de controlar el tiempo para que el tomate no irrite la piel que rodea el callo. El callo se ablanda y desaparece en poco días.

Polvos de talco para el dolor:

En el caso de que las callosidades sean dolorosas, lo mejor es lavarse y secarse muy bien las zonas de la piel afectadas y a continuación espolvorearlas con polvos de talco del que se comercializa para niños.

Categorias: Belleza, Salud
Tags: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comment

You may use these tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>